"La mejor manera de predecir el futuro es crearlo "

Mi Primer E-commerce: 7 tips para empezar

A la hora de iniciar un negocio en Internet, pueden surgir varias dudas sobre las estrategias y plataformas adoptadas para iniciar el proyecto. Después de todo, ¿debería comenzar con una tienda virtual o un comercio electrónico?

Aunque se parecen, las dos palabras se refieren a negocios diferentes. Un comercio electrónico es un comercio de origen digital. La tienda online puede ser la extensión de una marca que también existe fuera de Internet. En la práctica, algunas funciones pueden ser diferentes para viabilizar la operación y gestión de un negocio, tanto para una tienda virtual como para un e-commerce.

Si estás pensando en tener tu espacio en internet y quieres montar tu primer ecommerce, ¡consulta los consejos que hemos preparado en este artículo para tu negocio digital!

¿Qué se necesita para abrir el primer comercio electrónico?
Antes de abrir tu primer ecommerce, es importante tener en cuenta algunos aspectos. Después de todo, vender en línea va mucho más allá de poner un sitio web en línea. 

1 – Plan de negocios
El plan de negocio es necesario para cualquier proyecto, sea digital o no. Es en esta fase que se realiza el estudio de mercado, la estructuración de la empresa e incluso la estructuración financiera.

Durante el plan de negocios, vale la pena prestar atención a estos puntos:

hacer un horario con todas las fechas especiales, como el Viernes Negro, el Día del Maestro, etc;
organizar el flujo de efectivo, las inversiones, los costos y cuánto espera obtener;
mapear eventos del sector donde puede publicitar sus productos y servicios;
estructurar una base de datos con información estratégica;
estudiar el segmento y el mercado;
identificar el público objetivo y las personas de la marca;
crear un recorrido de ventas para anunciar sus productos en Internet,
definir proveedores y socios;
analizar escenarios – optimistas y no;
etc.
2 – Plataforma
Para que un comercio electrónico funcione, la plataforma debe ser eficiente. De lo contrario, sus compradores dejarán de comprar y perderá negocios.

Hay varias opciones de plataforma, como Tray, que lleva más de 16 años en el mercado. Al elegir uno, verifique si hay recursos para crear promociones, si el pedido es intuitivo y cómo funciona para agregar productos. El entorno electrónico debe ser fácil de usar, tanto para usted como para los consumidores.

Otros recursos que conviene analizar son las integraciones disponibles en la herramienta para plugins, marketplaces, redes sociales y soluciones digitales.

3 – Medios de pago
¿Qué opciones de pago quieres ofrecer a tu audiencia? Cada opción puede influir en el cierre de las compras de su cliente, impactar en los procesos de transacción online y aumentar las tarifas y transferencias de instituciones.

Puede utilizar, por ejemplo, pasarela e intermediarios, enlaces de pago y recibos. Pero primero, es importante comprobar si la plataforma de comercio electrónico ya dispone de algún medio de pago.

4 – Operación
Para garantizar la entrega de los productos, también es necesario tener un proceso operativo y logístico bien definido. Considerar:

si es mejor o no tener un centro de distribución;
quién entregará y cuáles serán las condiciones de envío;
con qué acciones trabajará (compartidas, propias, subcontratadas o descentralizadas).
5 – Control de fraude
Internet está muy expuesto a la acción de los estafadores, lo que incluye el comercio electrónico. Para evitar estas situaciones negativas, es interesante contratar una empresa especializada en análisis de riesgos y prevención de fraude, como ClearSale y Konduto.

6 – Normas e impuestos
Como otros tipos de negocios, su primer comercio electrónico también estará sujeto a la legislación e impuestos vigentes. Para poder cumplir con todo sin preocupaciones, es importante planificar.

Tenga en cuenta también que su marca también debe respetar el Código de Protección al Consumidor. Si no lo hace, sus clientes pueden acudir a los tribunales para exigir los derechos.

Entre las situaciones a las que hay que prestar más atención se encuentran: tiempo de entrega, descripción del producto, métodos de pago, servicio, transparencia de la información y uso de los datos.

Si promete entregar en cinco días, no puede reclamar que no tiene stock.

Asimismo, es válido describir la mercancía y colocar fotos de lo que vendes para que no haya errores. Más que procesos posibles, lo que está en juego es su reputación como marca.

7 – Acciones de marketing
No sirve de nada estar en Internet, si no llega a su audiencia, ¿verdad? En este sentido, es importante invertir en marketing digital, que puede incluir desde campañas pagas, SEO para atraer tráfico orgánico, correos electrónicos y publicaciones en redes sociales.

Vale la pena señalar que una acción no excluye a la otra. Tener una página en Facebook e Instagram, por ejemplo, puede no ser suficiente para garantizar las ventas. Para saber dónde invertir, puede analizar los clientes a los que desea llegar.

Cada estrategia tiene sus propias ventajas. Por lo tanto, analice cuáles pueden aportar más beneficios a su proyecto.

Aproveche la oportunidad para construir una relación con su audiencia, no solo vender un producto. El marketing por correo electrónico, por ejemplo, se puede utilizar para convencer alguien que aún no se ha decidido por la compra para elegir su empresa. De la misma forma puede ser una forma de conectarse durante la fase posterior a la compra.

A su vez, las redes sociales no suelen servir para la venta de forma directa. Pero para presentar nuevos productos, novedades de la empresa y comunicarse con sus clientes.

¿Te gustó conocer estos consejos para crear tu primer e-commerce? Entonces, ¡aproveche la oportunidad para ver otro contenido de Creative Hub!

Creative Hub

Creative Hub

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter

Contenidos actuales sobre marketing digital y emprendedurismo